¿Cómo saber si un automóvil está chocado?

Bien es conocido en nuestro mercado, aquellos “desabolladores mágicos” que dejan los autos como “nuevos”, después de haber sufrido un choque de
proporciones.
Es muy importante al adquirir un vehículo de segunda que no esté chocado, para ello daremos algunos tips para no encontrarnos con sorpresas
posteriores.
Revisión Exterior.

-Debemos fijarnos en los cambios de colores, en puertas, costados, capot, maleta, techo. Lo único que “puede” ser repintado y lo ponemos entre comillas son los parachoques, en el caso que el vehículo los tenga del mismo color de la carrocería, ya que no necesariamente los pintan por choques, si no también por topones chicos al estacionar.

Las puertas, capot, parachoques, deben tener la misma separación
entre sí y con respecto a la carrocería.
El techo debe estar liso, sin reflejos de imperfecciones, que se evidencias por el cambio de porosidad que se nota a contra luz.
Revisión Interior.

-Al abrir una puerta, miramos el marco en donde encaja la puerta, y todo su alrededor. Ahí esta el color verdadero y lo puede comparar con el exterior. Al mismo tiempo pase el dedo sobre la pintura, debe estar muy suave, no debe existir poro alguno. También las formas de la carrocería no deben tener ninguna modificación o desviación extraña. Los pernos de las bisagras deben estar completamente limpios en su estructura sin melladuras.

Nos subimos, y miramos el tablero, no debe estar trizado, el manubrio debe ser redondo si alteraciones. Si tiene Air bag, debe decir airbag, y las costuras de éste, es decir la zona marcada donde explota, no se deben notar. Poner contacto y ver si prende la luz de Air bag., en algunos casos se apaga al andar, otras inmediatamente al encenderlo.
Al abrir el Capot.

Miremos el frontal, es decir donde esta la bisagra del capot, debe
abrir y cerrar sin dificultades. Acentuamos más la mirada, y vemos entre el
frontal y la máscara hacia abajo y vemos el frontal, no deben tener ningún
atisbo de soladura, o imperfección. Así mismo también la masilla cuando la lijan bota un residuo blanco, que al pasar la mano se sale inmediatamente.

En las torres de los amortiguadores, que traen su forma redondeada, deben estar sin imperfecciones, es decir sus contornos deben estar suaves sin poros, sin
soldadura.

Recuerde que la soldadura original casi siempre es del mismo
color, muy homogénea y sin sobresaltos, y tampoco residuos de
masilla.Los pernos de los parachoques no deben tener desgaste, que
evidencien su retiro.
El capot esta conformado por dos piezas, una interior y otra exterior. Cuando los reparan, no quedan pegadas perfectamente, generalmente usan silicona, y se despega entre sí. Además el capot trae calcomanías de fábrica, que los de reemplazo no tienen.
Al abrir la maleta.

Debemos fijarnos que cierre bien, la distancia que hay entre
los focos traseros. Levantemos la alfombra, y miramos donde está la rueda de
repuesto, que sus formas no evidencien deformaciones, o restos de pinturas.
Posteriormente, mire hacia sus piernas, y observe entre el cubículo de la rueda
de repuesto y la parte de atrás de la carrocería.

Abajo del vehículo

Ponga el auto en un pozo, no debe haber soldaduras de ningún
tipo, deformaciones, todo debe ser del mismo color. En el motor no debe haber ninguna pieza soldada o reparada.


											
This entry was posted in Contáctenos. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *